Rotativa

Rotativa. Prácticas de arte contemporáneo en comunidades

Rotativa 2017: Señales de ruta
Rotativa. Prácticas de arte contemporáneo en comunidades es un encuentro anual que realizamos desde 2017 entre el Punto de Cultura Federico Ramírez de la Municipalidad de Concepción y Almacén Editorial, invitando a relacionar el aporte de artistas regionales con barrios de Concepción. Buscamos así abrir procesos participativos, de creación y reflexión colectiva, que han involucrado también a estudiantes y artistas latinoamericanos.
El encuentro nació como una conjunción de intereses desde dentro y fuera del espacio municipal, queriendo contribuir al campo artístico local, donde el trabajo territorial ha sido un modo de asumir un rol social más activo.
Residencias 2017
En la primera versión de Rotativa, participaron: Juana Guerrero (Iquique), Cristián Inostroza (Santiago), Cristián Wenuvil (Temuco) y Carolina Opazo (Valdivia); más Gisella Scotta, invitada gracias a un convenio con Córdoba (Argentina), y los ganadores de una convocatoria a nivel local: Mario Carrasco y el colectivo Anomia (Susana Chau, Pablo Arancibia y Javiera Reveco). Durante 10 días, cada artista trabajó, respectivamente, en Lorenzo Arenas, Aurora de Chile, Plaza Cruz, Plaza Condell y Barrio Norte; y en los liceos Enrique Molina y Juan Martínez de Rozas. El desafío era integrarse a sectores con historias y procesos distintos, dialogar, reconocer, activar encuentros, la participación colectiva y una mirada que pudiera sumergirse en el entorno barrial para resignificarlo.
El encuentro entre artistas fue también gravitante, el compartir experiencias sobre un ámbito del arte actual que busca instancias relacionales más que obras terminadas, y donde al parecer había más preguntas que certezas. ¿Cómo se genera desde el arte contemporáneo un trabajo con territorios y comunidades? ¿Cómo relacionarse e insertarse con lugares y grupos donde se llega como un extranjero, como una suerte de artista-turista? ¿Qué es “lo artístico” cuando lo que se genera son encuentros y procesos más que piezas de arte?, fueron algunas inquietudes. A Rotativa, sumamos la colaboración de espacios culturales autogestionados como residencia: Casa 916 y Casa Pulpo; así como a un grupo de estudiantes y recién egresadas/os del Departamento de Artes Plásticas de la Universidad de Concepción: Marcus Sobarzo, Valeska Roa, Camila Peña, Águeda Hernández, Soledad Jorquera, Paz Vergara, Esperanza Cid e Irene Lacomba.

 

Exposición 2017
Al término de las residencias de Rotativa, los resultados de los procesos vividos por las/os artistas en barrios fueron presentados en una exposición que estuvo durante diciembre en el Punto de Cultura Federico Ramírez y durante enero en la Biblioteca Municipal, iniciándose además una alianza con la Corporación Social y Cultural de Concepción, SEMCO.
El montaje fue una propuesta de diseño con siete módulos de madera que planteaban la idea de diario mural y de mesa de trabajo o de laboratorio; siete micro-espacios que armaban un recorrido, visibilizando cada uno situaciones locales: la historia política reciente, los conflictos con el patrimonio, con la expansión de la ciudad, la inmigración, las desigualdades en el sistema educativo, la falta de relación con el arte contemporáneo, entre otras. Al mismo tiempo, se ironizaba sobre la idea de “obra de arte” frente a la fragilidad de los materiales expuestos –dibujos y poemas de estudiantes, encuestas para completar, audios con relatos, un cuaderno para escribir, una video proyección del barrio, una huerta colgante, una polera de un club deportivo llena de firmas– que funcionaban más bien como archivos, rastros de esos procesos o señales de ruta, de esos encuentros e instancias colaborativas que resignifican también el mundo del arte.
Residencias: 
Del 13 al 23 de noviembre 2017.
Barrios: Lorenzo Arenas, Aurora de Chile, Plaza Cruz, Plaza Condell y Barrio Norte.
Liceos: Enrique Molina y Juan Martínez de Rozas.
Exposiciones:
Del 27 de noviembre al 29 de diciembre 2017, Punto de Cultura Federico Ramírez.  Del 4 al 29 de enero 2018, Biblioteca Municipal de Concepción. 

Rotativa 2018. ¿Cuál es la periferia en nuestras ciudades?

En 2018, hubo un giro en Rotativa hacia la idea de mediación. ¿Cuál es la periferia en nuestras ciudades? fue la frase escrita en el muro del fondo que interpelaba al entrar a la sala de exposiciones que estaba casi vacía. La pregunta nos hacía pensar sobre las dinámicas generadas en la ciudad contemporánea en un contexto de crisis de paradigma, donde las nociones de centro y periferia –si bien parecen obsoletas, acuñadas en la Guerra Fría– aún determinan las relaciones geográficas, sociales, económicas, políticas y culturales bajo nuevos modos de dominación, explotación, desigualdad y colonialismo. Al medio del espacio sólo había tres mesas de trabajo y sus bancas; y, a un costado, las imágenes y textos de diez artistas latinoamericanas/os invitadas/os a contestar de este modo la pregunta: Gabriel Navia (Antofagasta), Juan Pablo Martínez (Ovalle), Carlos Silva (Valparaíso), Sol Jorquera (Concepción), Gonzalo Castro – Colimil (Temuco), Andrés Muñoz (Puerto Montt), Milko Torres (Arequipa, Perú), Alejandro Turell (Montevideo, Uruguay), Eugenia González Mussano y Tomás Quiroga (Córdoba, Argentina).
Mediaciones 2018
La no-exposición se fue poblando en proceso, a partir del trabajo de dos artistas-mediadores locales con barrios y establecimientos educacionales, Valentina Utz y Francisco Bruna, siempre desde la pregunta sobre la periferia. Se trabajó así la idea de la sala como un laboratorio y de la exposición como un proceso colaborativo; una plataforma de participación abierta y horizontal, que quebraba las relaciones jerarquizadas de artista, obra y público. Rotativa 2018 implicó un montaje en proceso, que llevó parte de la realidad de los barrios y de estudiantes a la institución, instalando la experiencia de la periferia en el centro, visibilizando las realidades marginadas, barriendo con la separación en el proceso. Asimismo, las “obras” de vecinas, vecinos y estudiantes, fueron expuestas a la par junto a las de reconocidas/os artistas latinoamericanas/os. Rotativa planteó una exposición que no tomó poder sobre los espectadores-participantes, sino fue proporcionando los recursos que incrementaran la comunicación y la construcción de sentido colectivo. El arte como un estado de encuentro.
Francisco Bruna reunió a estudiantes de 5° a 8° básico de la Escuela Lagos de Chile y del Colegio Bío Bío en tres jornadas de taller en el Punto de Cultura, con actividades desde la pregunta ¿Qué es el Arte Contemporáneo?, sumando dibujos, pinturas y sus respuestas en cartulinas: “Es un arte actual de un artista que no hace su manualidad pero que transfiere su idea a los obreros”, “Una silla o mesa, teléfono etc.” o “Es el arte de nuestro tiempo y guarda relación con la sociedad actual”, fueron algunos aportes. ¿Cuál es la periferia en nuestras ciudades? fue también respondida a través del plano de la ciudad pintado por ellas/os en un muro de la sala, y de un recorrido por los alrededores del espacio ubicado en pleno centro de Concepción.
Valentina Utz invitó a vecinas/os de Pedro de Valdivia –a través de la Agrupación de Organizaciones Sociales, de Fuerza Mujer y Puro Corazón– a compartir una tarde de once en plena calle, ocupando una plataforma de cemento encontrada en el límite entre Pedro de Valdivia Bajo y Pedro de Valdivia Alto, categorías que intentan borrar. Los audios y los mensajes fueron luego parte del montaje en la sala e insumos para trabajar allí con invitadas/os de Barrio Norte, entre ellas/os integrantes del Club del Adulto Mayor Santa Amelia y de la Junta de Vecinos Libertador Bolívar. La artista los convidó a dibujar sus siluetas al muro en la oscuridad, solo iluminados por velas encendidas, encontrándose al prender la luz con la posibilidad de reconfigurar los propios cuerpos como mapas del barrio.
Del 14 de noviembre al 7 de diciembre 2018, Punto de Cultura Federico Ramírez. Barrios: Pedro de Valdivia y Barrio Norte.                                              Establecimientos educacionales:  Escuela Lagos de Chile y Colegio Biobío.

Rotativa 2019. Arte, Activismo, ¡Activación!

Cuando comenzamos 2019 y pensábamos en cómo relacionar artistas y comunidades locales a partir de una pregunta de contingencia, que invitara a la reflexión creativa tanto en la sala como en diversos sectores de la ciudad, la relación de tres conceptos: Arte – Activismo -Activación, nos pareció la más pertinente, pero más bien imaginando: Arte, Activismo ¿Activación?, con el deseo de interpelar la vinculación del arte contemporáneo con los procesos sociales, de un arte altamente reflexivo en lo político y territorial pero tal vez no lo suficientemente participativo en el contexto de creciente descontento social que veíamos en Chile, de organización y movilización.
Nunca imaginamos que la pregunta la viviríamos más bien como una exclamación, un imperativo, cuando, en pleno proceso de diálogo con las/os artistas invitadas/os, estalló, el viernes 18 y sábado 19 de octubre, una revuelta popular a nivel nacional.
A partir de la pregunta sobre el ¿qué hacer? en el actual contexto de crisis social y política, participaron dos artistas-mediadores: María Lorena Figueroa y Sebastián Rivas, relacionándose respectivamente con organizaciones vecinales de los barrios Prieto Cruz y Nueva Aurora de Chile. Y, a través de una curaduría colectiva, en diálogo con el trabajo territorial, se integraron autores locales provenientes de la poesía, las artes visuales y la performance: Karina Kapitana, Carla Cimarrona, Vania Caro, Valentina Díaz y Eduardo Cruces.
La palabra, el poema, el grito y el cuerpo instalándose en un bordado, en un cartel, en una lectura pública, en un diálogo fortuito, en una postal, una encuesta, un canto, fueron actos comunes en Rotativa 2019, que recuperaron y resignificaron las voces históricamente acalladas que ahora se reinstalaban y amplificaban en los muros, en la plaza, en el espacio público. En estos actos, interpelamos, al mismo tiempo, a la institución desde la institución, optando por salir de la sala vacía para volcarnos al encuentro en las calles con los materiales que teníamos, para levantar un proceso colectivo y colaborativo, que fue logrando un cuerpo propio, movedizo, en conexión.

Encuentro Comunitario Prieto Cruz

Entre septiembre y octubre de 2019, la artista María Lorena Figueroa estaba realizando bordados con vecinas de Prieto Cruz, trabajando iconografías del cementerio junto a frases dichas por ellas en conversaciones: “La alegría nunca llegó”, “¿Estamos en democracia?” o “Debería haber otro golpe”, que daban cuenta de diversas posturas sobre el contexto de la revuelta. Cada bordado iba a ser expuesto como un políptico en el Punto de Cultura Federico Ramírez, proyectando una representación de la imagen de un bloque de nichos. En medio de las movilizaciones, decidimos entonces llevarlos al espacio público, a la plaza frente al Cementerio General, como imágenes y frases interpeladoras en un espacio concebido para encontrarnos y dialogar con la comunidad.
Sábado 23 de noviembre 2019, 11:00 horas. 
Plaza Cementerio General, Concepción.

Mateada “Ponle nombre a tu plaza” 
Sebastián Rivas había identificado en especial cómo, entre la Aurora de Chile y la Nueva Aurora, las decisiones del poder político e institucional habían fracturado el tejido social de un sector con más de un siglo de historia y resistencia. Buscaba una acción que significara reunir a vecinas y vecinos de ambas poblaciones. Junto a la Agrupación Sociocultural Nueva Aurora y la Junta de Vecinos del sector, organizamos entonces la Mateada “Ponle nombre a tu plaza”. En un contexto nacional donde plazas y calles estaban siendo renombrados por las movilizaciones, surgieron “Plaza Renacer”, “Plaza Esperanza”, “Plaza Gran Aurora”, como ideas que estuvieron esa tarde colgadas desde una cuerda con palos de ropa en una plaza ubicada entre la Calle 1 y la Calle2 de la Nueva Aurora.

Sábado 7 de diciembre 2019, 15:00 horas.

Población Nueva Aurora, Concepción.

Re-Inauguración Monumento

En un evento presentado bajo el formato de ceremonia oficial en la Plaza Punto de Cultura
Federico Ramírez, ubicada entre el edificio consistorial y la Iglesia del Sagrario, se abordó la
pérdida del busto de Pedro de Valdivia en manos de manifestantes, en un momento en que por todo Chile diversos monumentos comenzaron a ser arrancados o intervenidos. La ciudad ardía en rallados, grafitis, protestas, marchas y violencia policial. Desde la pregunta sobre ¿qué sentido tiene inaugurar un monumento hoy?, Eduardo Cruces leyó el poema VII de La Araucana, la obra escrita por Alonso de Ercilla en el siglo XVI, desde una traducción al mapudungun del poeta Elicura Chiuailaf, como un canto que instalaba en la calle el episodio de la llegada de los españoles a la devastada ciudad de La Concepción, en la Guerra de Arauco. El artista ya venía investigando sobre el monumento de Pedro de Valdivia con una crítica al colonialismo, planteando entonces un acto de re-inauguración para un nuevo monumento ficticio en el mismo pedestal donde había estado la figura del conquistador español.
Cada artista se sumó con intervenciones performáticas cohesionadas desde la crítica a los órdenes establecidos: Vania Caro regalaba postales a las/los transeúntes, como un souvenir con la frase “Los símbolos son lo primero en caer” y una ilustración del monumento a Pedro de Valdivia cayendo de su pedestal en la Plaza de la Independencia en manos de manifestantes. Carla Cimarrona realizaba encuestas en la calle sobre ¿Qué monumento inaugurar hoy? e intervino con la canción “Somos frontera”. Valentina Díaz declamaba “Acumulación de pesares”, mientras pegaba su texto al muro sobre las/os niñas/os del Sename, la violencia de Estado, y los abusos del poder político y económico. Y Karina Kapitana –también pegando sus textos a un muro– exclamaba “Soy la mestiza, la trabajadora, la marginada…” y en “El desalojo de la Aurora de Chile” situaba igualmente la voz de los desplazados por una equivocada noción de progreso.
Martes 3 de diciembre 2019, 12:00 horas.
Plaza Punto de Cultura Federico Ramírez, Concepción.
Equipo Rotativa: 
Carolina Lara Bahamondes, Mauricio Castro Rivas, Óscar Concha Lagos y Felipe Oliver Salazar.