La obra escultórica de Guillermo Espinoza Astete fue un “descubrimiento” del Show de Talento Penquista 2020, primera versión de un concurso de la Oficina de la Discapacidad de la Municipalidad de Concepción que tuvo como objetivos abrir un espacio de participación y estimular el talento artístico de las personas con discapacidad mayores de 18 años residentes en la comuna.
Nacido en 1953, el artista trabajó por más de tres décadas en una empresa como operario siderúrgico, ocupando las horas muertas –según cuenta– del lento proceso de laminado de planos en frío, para tallar maderas. Cuando en 2013 jubiló por invalidez, afectado por una depresión bipolar, comenzó a dedicarse por entero al trabajo en madera.
Sus volúmenes no miden más de 30 centímetros de alto y en ellos podemos descubrir ecos de formas humanas u orgánicas, las sinuosidades de la naturaleza o tal vez veletas, timones o esqueletos de barcos que han quedado varados en la orilla del mar, donde también cobran expresividad las texturas, las vetas, los colores y hasta el aroma de los restos encontrados de especies nativas y frutales, como raulí, roble, hualle, pellín, avellano, alerce, ciruelo y palto, entre otras.
“Recuerdo a un escultor que decía que él no hacía las cosas, sino que estaban ahí, que él sólo las extraía de la materia que trabajaba. Me pasa lo mismo: a medida que voy tallando, va saliendo la forma. No es algo preconcebido. Las figuras se van dando”, relata.
Tallando, puliendo, lijando, ensamblando y pegando, va combinando las piezas, armando y descubriendo los volúmenes en un proceso que tiene mucho de automatismo. Por esto no es raro que uno de sus artistas favoritos sea el gran surrealista chileno Roberto Matta, así como la escultora nacional Marta Colvin, dice el artista que se confiesa como un obsesionado por el libre juego de las formas.

Punto de Cultura Federico Ramirez


Esculturas realizadas en técnica de tallado y ensamble. Materiales: maderas nativas y frutales (raulí, roble, hualle, pellín avellano, alerce, ciruelo, palto, entre otras). Medidas: 30 x 20 x 15 centímetros cada una. Año 2020, excepto obra de imagen 17 que fue creada el 2015.

La Oficina de la Discapacidad es una unidad dependiente de la Dirección de Desarrollo Comunitario (DIDECO) de la Municipalidad de Concepción, que busca promover la plena inclusión social de las personas con discapacidad (PcD) de la comuna, mediante la implementación de estrategias de gestión inclusiva que involucran diferentes actores sociales, contando con cinco líneas de gestión: social, comunitaria, sectorial, laboral y recreativa-deportiva.
Desde la línea recreativo/deportiva, la primera versión del Show de Talento Penquista tuvo una buena llegada del público y recepción de participantes, lo que invita sin duda a seguir realizándolo. En las categorías de Artes Escénicas, Artes Musicales, Artes Literarias y Artes Visuales, el certamen fue muy importante para los objetivos de la oficina, ya que identificó una necesidad por parte de usuarias y usuarios de expresar sus emociones a través del arte. Aprovechando el formato online que forzó el contexto de la pandemia del Covid 19, permitió a diversas personas que, muchas veces impedidas por barreras de accesibilidad estructural u otras, mostraran sus talentos y una faceta artística admirable.
Guillermo Espinoza fue uno de los ganadores en Artes Visuales, junto a Lucía Pares, quien mostró un trabajo de collages destacado por el buen manejo de elementos de reciclaje, por su factura, composición y dedicación extraordinaria. El y la artista sorprendieron por sus obras de nivel profesional, resaltó el jurado del área que integraron Camila Montecinos, como representante de la Dirección de Cultura, y Pablo Mena, artista visual y profesor en el programa Fiesta de Barrios del municipio.
En las otras categorías resultaron ganadoras/es: Ana Chamorro (Artes Literarias), Enrique Sepúlveda (Artes Musicales) y Jo Anne Minnie (Artes Escénicas).

Oficina de la Discapacidad.

Menú